Contemplar hacia fuera

desde dentro

con sumo cuidado

fijándonos en lo sencillo y su calado.

El tiempo parece reposarse

pero pasa

con sus estragos y descubrimientos

entre traqueteos de abrir y cerrar ventanas.

Respirar aire fresco

tan contingente como necesario

oxigenando las incertidumbres ciertas

e incontables dudas suscritas por la pandemia.

Me fijo en los escasos viandantes

y los sonidos primaverales

que siguen dando la nota

a pesar de contagiosos desencantos

en plena efervescencia viral.

(Toño Mtnez)

___

Día de la Poesía, cuarentena y Delicias.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.