El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Continuando con la Feria de Autopublicación, el sábado tuvimos dos actos:

Mesa de experiencias

La mesa de experiencias del sábado ha reunido a una quincena de personas, la mayoría de las cuales ya había participado de una u otra forma en procesos de autoedición, así como a pequeñas editoriales, para reflexionar acerca del significado y alcance de esta vía de publicación.

Muchas y variadas han sido las reflexiones, a pesar de que desde la organización hubiéramos deseado una mayor afluencia de participantes. Entendemos la autopublicación en su dimensión de democracia cultural, que parte de la base, de las propias necesidades de expresión de las personas, y por eso, además de los procesos individuales, hemos querido dar relevancia a los colectivos.

En la mesa hemos discurrido a partir de las obras:

  • «La cuarta hija de Rosa», por Jorge M. Molinero (Penúltima Editorial)
  • «No sobran manos», por José Antonio Montenegro (fotógrafo con varias exposiciones a cuestas, contando una en Azacán en estos momentos; aquí pueden encontrar una muestra del libro)
  • «Palabras con piel de tango», «El Griego» y «Precisamente Eva», por María del Carmen González Sanz (Maika)
  • La Patera (por Bernardino Rodrígueiz, Bernar)
  • «Por los Senderos de la Tradición», por Alonso Martín (libro fotográfico)
  • «Libro colectivo sobre Dinámicas de Grupo para el desarrollo humano» (Ciclo Superior FP Animación Sociocultural y Turística del IES Ferrari)
  • LeeLosLunes
  • Crátera Literaria
  • Mentoras Miércoles (grupo de mujeres marroquíes de las clases de español de Santo Toribio)
  • Sin estig+ (grupo de personas relacionadas con la Casa de Acogida para personas con SIDA «Miguel Ruiz de Temiño»)

Desde nuestro punto de vista, ha sido una experiencia emocionante, en la que hemos recorrido y analizado -no siempre con la fluidez ni la profundidad adecuadas, eso sí lo reconocemos, pero sin duda desde la sabiduría que algunas personas han sido tan generosas de brindarnos y desde el respeto hacia otras opiniones- diversos modos de autoedición (coedición, a demanda, financiación colectiva, pago por adelantado a editoriales o directamente a imprentas), por diversos medios (blogs, papel, redes sociales, libros artesanales, fanzines…), sin que faltara un recorrido por las motivaciones. Las prisas por publicar y la mediocridad frente a la maduración necesaria y con ayudas. Una triple dimensión de la autopublicación: la necesidad de expresión; la búsqueda honesta de calidad; la recepción de la obra y el papel del mercado en la difusión. Literatura, fotografía, historia, animación, cómic, ilustración. Ventajas e inconvenientes del papel frente al mundo virtual. De la autoedición frente a las grandes editoriales. La importancia de las pequeñas editoriales. La necesidad de recoger por escrito las experiencias cotidianas del barrio para futuras generaciones y para investigadores. El papel del «ego» frente (o junto) a la necesidad de «reconocimiento» en el origen del impulso creativo plasmado en una obra. El público joven. Los jóvenes creadores y las jóvenes creadoras. El papel hegemónico del mercado frente a estas alternativas.

Y más.

Como se puede ver, demasiados contenidos para dos horas que se extendieron casi a tres, pero la importancia residía en el encuentro, en compartir las inquietudes, en tratar de tú a tú a personas que ya han hecho lo que otras todavía no se han atrevido por dudas, miedos, falta de autoestima.

Gracias a todas las personas que han participado y a los colectivos que, en algunos casos, representaban. Confiamos en volver a encontrarnos en este camino siempre apasionante.

Presentación como adelanto de Test Drivers II

El sábado por la tarde ha tenido lugar, en los locales de la parroquia Santo Toribio, el anticipo de la próxima novela de Ricardo Barral, «Test Drivers 2», segunda entrega de una serie de novelas en las que la pasión por los coches sirve de fondo a un entramado de relaciones de las que surgen unos valores «para hacer un mundo mejor», según las propias palabras del autor.

Tras la presentación, un audiovisual dio pie a las preguntas del público, que se centraron tanto en el proceso de escritura como en su experiencia editorial, y que originaron un coloquio largo y sugerente.

El acto ha estado amenizado por la música de Meta, del grupo de percusión de la propia parroquia, que ha finalizado con los ritmos vivaces del cajón flamenco.

Anuncios